93 352 28 03 info@pmandianes.com

El parquet laminado es un tipo de suelo que cuenta con una serie de capas. La base es un panel de fibra de alta densidad, compactado e impermeable. Se trata de uno de los pavimentos más demandados en viviendas particulares en la actualidad ya que ofrece un acabado prácticamente igual al del parquet de madera tradicional, pero con un mantenimiento menor y una mayor vida útil.

El parquet laminado se puede instalar incluso en espacios húmedos, como el baño. De esta forma, puedes disfrutar del ambiente cálido y acogedor que ofrece el acabado de madera en toda la vivienda, sin limitaciones. Los últimos modelos del mercado cuentan con un revestimiento hidrófugo que evita que penetre el agua en el suelo.

Este tipo de pavimento también se puede instalar en la cocina gracias a su resistencia a las manchas y a la humedad. Gracias al panel superficial cuyo núcleo es resistente a la humedad, no hay ningún problema si por ejemplo se derrama un vaso de agua en el suelo. Además, con el parquet laminado no tienes que fregar el suelo de la cocina con agua. Basta con una limpieza en seco de vez en cuando ya que la superficie sellada evita que tanto la suciedad como el polvo se adhieran al suelo.

¿Qué es el parquet laminado?

El parquet laminado se compone de una serie de capas, que reciben el nombre de láminas, de diversos materiales. La capa superior es transparente y está formada por una serie de capas de melamina debidamente prensadas. Tiene acabado con un relieve que imita a la perfección la madera para que la textura sea muy similar a la de este material. Esta capa se caracteriza por su gran resistencia al desgaste, por lo que tiene una larga vida útil.

La segunda capa es una lámina en la que se imprime con tecnología de vanguardia una fotografía de madera. La tercera capa consiste en un panel fibroso de alta densidad, muy estable y duradero. Y, por último, la cuarta capa es la de refuerzo, encargada de equilibrar y dar soporte al resto de láminas y proteger el parquet de la humedad.

A diferencia del parquet tradicional, este suelo no se puede lijar ni barnizar. No obstante, tiene una dureza y capacidad de resistencia muy superior a la de la madera. Por lo tanto, el parquet laminado resiste muy bien las manchas, los arañazo y la humedad.

Por lo general, este tipo de parquet tiene un precio inferior al del parquet tradicional, razón por la cual son cada vez más los particulares que apuestan por él. Además, la calidad que ofrecen los acabados en la actualidad hacen que el aspecto del parquet laminado sea prácticamente idéntico al tradicional.

En la gran mayoría de los casos su instalación es flotante, mediante un sistema de clic. Así, las diferentes láminas se forman como si fuese un puzzle, de modo que el proceso de instalación es muy rápido y sencillo.

Ventajas del parquet laminado

Presta atención a las ventajas que ofrece el parquet laminado.

  • Resistencia: el parquet laminado en muchos casos está fabricado con materiales sintéticos, con una gran resistencia a las manchas y a la humedad.
  • Acabados: la variedad de acabados disponibles en el mercado es muy amplia. Por lo tanto, no te costará apenas esfuerzo encontrar aquel que mejor se adapta a tus gustos y a las características concretas de tu vivienda. Hay modelos de parquet laminado de roble y pino si quieres que el acabado sea similar al del suelo de madera. También otros que imitan la pizarra, el cuero o el mármol.
  • Mantenimiento: a diferencia del parquet tradicional, este tipo de suelo apenas necesita mantenimiento. No hay que lijarlo ni barnizarlo para mantenerlo como nuevo con el paso del tiempo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies