93 352 28 03 info@pmandianes.com

Los suelos elevados son una opción que cada vez está ganando más adeptos alrededor del mundo. Esto se debe a que ofrecen una solución realmente excelente sin necesidad de cambiar todo el suelo original, un proceso que puede ser muy tedioso de llevar a cabo. Por esta razón, a continuación os vamos a contar los dos tipos de suelos elevados en Barcelona que están ya disponibles para cualquier interesado en ellos.

Suelos elevados exteriores en Barcelona

Hay que decir que los suelos elevados  son una opción muy socorrida para darle al exterior de una casa un aspecto completamente moderno y vanguardista. Los suelos hechos con materiales de cerámica son los que suelen elegir más a la hora de cubrir cualquier superficie. Esto se debe a que ofrecen también un acabado antideslizante que permitirá un agarre continuado en cualquier tipo de situación.

Aunque también existe un amplio catálogo que permite imitar colores y materiales naturales muy distintos como son la madera, el cemento o la piedra. Con cualquiera de ellos, puedes estar seguro que el resultado será excelente.

Suelos elevados interiores en Barcelona

Los suelos elevados también están pensados para instalarlos dentro de cualquier interior de una casa, independientemente de cuáles sean sus dimensiones. Aquí adquiere mucho protagonismo las del tipo modular, que permiten ir encajando las distintas piezas del suelo elevado a nuestro antojo aprovechando mucho mejor el espacio.

Aquí también existe una amplia gama de suelos interiores y con acabados muy distintos. Por tanto, depende un poco de cuál es tu mobiliario y decoración que vayas a usar. Una vez los elijas, ya podrás elegir el suelo elevado en Barcelona que mejor se adapte a tu situación.

¿Qué ventajas ofrecen los suelos elevados en general?

Una vez conocidas los tipos de suelos elevados que existen, ahora solo os queda conocer todas las bondades que este tipo de superficies ofrecen:

  • Fácil y sencilla instalación. Al estar compuestos por piezas completamente independientes, los suelos elevados son muy fáciles de instalar en cualquier tipo de superficie, como si de un puzzle se tratase.
  • Apenas necesitan de mantenimiento. Como la mayoría de veces los suelos elevados imitan a otros materiales como la madera o la piedra, no será necesario realizar un mantenimiento muy específico. A veces con limpiarlos con un poco de agua será más que suficiente
  • Suelen ser completamente impermeables. Sin duda otra de las grandes bazas de los suelos elevados. Y es que al instalarlos en los exteriores de una casa, nos aseguraremos que el agua no se quede almacenada en su superficie, evitando deslizamientos o caídas inesperadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR