93 352 28 03 info@pmandianes.com

¿Quieres reformar todo el suelo de tu casa ya que este luce bastante viejo en general? ¿Te gustaría hacerlo sin que esto suponga realizar una gran reforma que dure bastantes meses? Pues si es así no te queda otra opción que acudir a los suelos elevados. Gracias a ellos, cualquier superficie de tu hogar tendrá un aspecto mucho más renovado, sin que esto suponga un gran desembolso de dinero por tu parte.

Si estás interesado en ellos pero no sabes muy bien en qué consisten, a través de este artículo te contaremos algunas de sus características principales para que así no pierdas ápice de nada.

Paneles hechos de cuatro elementos

Como muchos sabréis, los suelos elevados están hechos por distintos paneles modulares que están divididos en cuatro elementos claramente diferenciados. El primero de ellos suele ser el núcleo que puede estar hecho de cualquier material inerte como el sulfato de calcio. A continuación está la superficie interior que está hecha con materiales provenientes del aluminio o el acero. Esta parte sirve como elemento aislante y protector del propio panel.

En tercer lugar está el recubrimiento que es básicamente la parte más visible de estos suelos elevados. Aquí entran ya los gustos de cada uno y por tanto lo podemos encontrar con todo tipo de colores y acabados. Aunque si buscas una solución de lo más económica, los suelos elevados de plásticos suelen ser los mejores en relación calidad/precio.

Estructura de soporte

Los suelos elevados no serían lo que son sin una buena estructura. Es muy importante fijarse muy bien en esta parte. De lo contrario, nuestra superficie tendrá los “días contados” con el derroche de dinero que esto supone. Una vez sabido esto, hay otros aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir nuestro soporte.

Los hay con distintas alturas y que ofrecen una maquetación de lo más sencilla. Aunque también los puedes encontrar con estructuras más complejas hechas con travesaños a distintas alturas y que ofrecen unas prestaciones realmente excelentes.

Todo tipo de accesorios

Una vez instalados los dos elementos más básicos de cualquier suelo elevado, tan solo queda “rematarlo” con algún que otro accesorio extra. Estos permiten básicamente darle un aspecto más estético a la superficie. Y sirven sobre todo para pasar por ejemplo todo el cableado de nuestra casa o simplemente para reducir el impacto acústico que se produce con cualquier objeto.

Seguro que a través de este artículo te ha quedado mucho más claro de qué están hechos los suelos elevados. Una vez sabido esto, tan solo te queda elegir el que mejor se adapta a tu casa. Seguro que antes o después quedas contento con los resultados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR