93 352 28 03 info@pmandianes.com

Las tarimas interiores pueden aportar a un aspecto mucho más renovado, moderno y elegante a cualquier rincón de nuestro hogar. Si estáis interesados en ponerlas en vuestra casa, estáis de enhorabuena. Y es que a continuación os hablaremos de algunas de las tantas bondades que ofrecen este tipo de superficies en general.

¿Qué es exactamente una tarima interior?

Todavía existen muchas personas que desconocen en qué consiste una tarima interior. Pues se trata simplemente de un sistema de instalación en el que la superficie nueva se queda “flotando” sobre el subsuelo que ya estaba colocado con anterioridad.

A modo de resumen, se puede decir que las tarimas interiores ofrecen una solución realmente práctica a todos aquellos usuarios que no quieren levantar todo el suelo de su casa a través de una costosa obra. Gracias a este sistema, podrán colocar uno completamente nuevo sin necesidad de quitar el interior. Todo ello sin mencionar el ahorro de tiempo, dinero y esfuerzo que esto supone.

Así mismo, la instalación de cualquier tarima interior es de lo más sencilla de ejecutar. No es para nada “invasiva” con el resto del espacio ya que cada una de las piezas de la tarima se ajustan con un simple “clic” entre todas ellas. Es como una especie de puzzle que se va montando lámina a lámina a través de todo el salón o dormitorio de nuestra casa.

Ventajas que ofrecen las tarimas interiores

Ahora que hemos hecho un extenso repaso sobre las tarimas interiores, solo queda que os hablemos de las grandes ventajas que estas ofrecen sobre el resto de superficies o suelos:

  • Son muy resistentes. Mucha de las tarimas de interiores están hechas de materiales sintéticos que imitan a otros como la madera de parquet. De esta forma, puedes estar seguro que una vez las instales, lucirán siempre realmente bien a pesar del paso del tiempo.
  • El catálogo que ofrecen es realmente amplio. La mayoría de usuarios optan por tarimas de materiales sintéticos ya que suelen ser la mejor opción en relación calidad/precio. Sin embargo, si te lo puedes permitir, también hay otras tarimas interiores con los acabados más exclusivos como el parquet hecho con las mejores maderas como de pino o de roble.
  • Se pueden reparar pieza a pieza. ¿Qué ocurre si nuestra tarima interior sufre algún desperfecto? Pues siempre habrá la posibilidad de cambiar tan solo la pieza afectada por una nueva sin ningún tipo de problema. De esta forma, se evita que tener que cambiar el suelo entero, algo que tendríamos que si tuviésemos uno convencional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR