93 352 28 03 info@pmandianes.com

Los suelos laminados se han convertido a lo largo de los últimos años en una opción muy fiable para revestir cualquier superficie de nuestra casa. Por esta razón, nos ha parecido de lo más interesante hablaros de sus ventajas principales que podréis conocer extensamente a través del siguiente post:

Alta resistencia

Esta es sin lugar a dudas una de las grandes bazas de los suelos laminados. Estos poseen una gran resistencia al desgaste tanto si es por impacto, abrasión, humedad e incluso a los cambios bruscos de temperaturas. De esta forma, te podemos asegurar que da igual donde los pongas y el tiempo que pase ya que siempre lucirán como el primer día.

Fácil y sencillo mantenimiento

¿Eres una de las tantas personas que no tiene tiempo para hacer muchas labores del hogar debido a tus compromisos labores? Pues no te preocupes. Los suelos laminados apenas necesitan de un mantenimiento demasiado específico (a excepción de las piezas de madera que a veces necesitan de un barnizado extra) Y si por cualquier razón sufre cualquier desperfecto, siempre podrás cambiar esa lámina por otra completamente nueva sin necesidad de cambiar todo el suelo.

No le afecta la luz solar

Al principio podemos pensar que si exponemos demasiado nuestro suelo laminado a altas temperaturas o a los rayos del sol, quizás con el mero paso del tiempo pierda color. Pero nada más lejos de la realidad. Está más que demostrado que las láminas tienen un alto grado de resistencia a agentes externos como la luz solar como bien hemos explicado a lo largo de todo el primer punto.

No son nocivos para la salud

Esto es algo que en pleno s.XXI no se debe pasar por alto. La mayoría de suelos laminados ofrecen una certificación A+. Esto asegura que los niveles de agentes nocivos para nuestra salud como pueden ser los productos químicos provenientes del barniz o la resina, serán prácticamente inexistentes. Por ello, puedes tener la certeza de que puedes usarlos en cualquier superficie sin que la salud de tus seres queridos se vea amenazada.

Es un suelo bastante ignífugo

Los suelos laminados también tienen la gran característica de que no son propicios a que se expandan las llamas por toda nuestra casa en caso de incendio. Esto se mide a través de una reglamentación que ya determinó que los suelos laminados tenían una certificación ‘BFL S1’ que a resumidas cuentas viene a decir que tienen un desarrollo al fuego muy limitada (B) junto a unos humos de una opacidad realmente baja (S1).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR